Fronteras móviles

La próxima consigna es leer este pequeño ladrillo (textofinal fronteras moviles) y comentarlo con un post antes del jueves a las 11.00 AM. Abunda y le da más contexto a las dos últimas clases. Este texto fue publicado en un libro. El que prefiera una fotocopia del libro me avisa. No esperen a último momento porque no es tan pequeño.

Nota para pícaros/as: Aquellos alumnos/as que no hayan estado presentes en la clase en que se dio la consigna no están exentos de cumplirla para la siguiente clase, dado que ésta se informa también a través del blog.

29 Respuestas a “Fronteras móviles

  1. Para comenzar, creo que las fronteras móviles siempre existirá y está bien que así sea. Dependerá el momento histórico del país, la latitud sobre la cuál recaiga el límite (por no repetir frontera). Digo esto porque considero que los medios deben/pueden exigir más o menos pluralidad de voces en tanto la “gobernabilidad” de un gobierno. Y me viene entonces a la mente Arturo Umberto Illia. Si un gobierno corre riesto de un “golpe de estado”, creo que debe alinearse tras ese gobierno, más allá de los intereses, ideologías etc.
    Y si sociedad-periodistas-estado no se ponen de acuerdo o no llegan a un equilibrio respecto a la movilidad de las fronteras, el periodismo debe ser CONSTITUCIONALIZADO. En el sentido de considerarlo realmente como un CUARTO PODER, con una función respaldada por la constitución, que esté a nivel de los otros tres poderes, que reciba una representatividad formal, y que el pueblo elija.
    Marcos

  2. El texto brinda herramientas de análisis del escenario público que nos ayudan, como comunicadores y periodistas, a comprender mejor la puja entre políticos y medios; herramientas necesarias para cualquier crítica que busque ser justa.
    Me llamó especialmente la atención una parte del texto que podría subtitularse LA NATURALEZA VIRAL DEL PERIODISMO. Las prácticas periodísticas de baja calidad “…distorsionan en mayor medida las actuaciones del resto de los actores e instituciones en el espacio público…”. Esto parecería ser un llamado a quienes ejercen la profesión a ser defensores de la misma. La mala praxis no puede ser ignorada. El desempeño de uno está atado y condicionado al del otro. Quizás en otras profesiones se pueda ignorar el comportamiento del otro, pero en este caso el ámbito será el indicado para el trabajo de un periodista si todos velan por que así sea y aportan su granito de arena. El periodismo de calidad también es contagioso.

  3. Siempre que leí sobre este tipo de cuestiones me puse del lado de los medios. Sin dudarlo. En la política hay demasiada corrupción y tiene que existir alguein que aplique un riguroso control, quién mejor que los medios. Sin embargo, leyendo el artículo, me hizo mucho ruido la siguiente frase: “un ciudadano o incluso un sector social puede sentirse más representado por un medio de comunicación que por un representante al que formalmente votó”. Es verdadera y es una realidad. Pero, ¿no tendría que ser al revés siendo los medios un simple control de estos partidos? El rol de los medios como cuarto poder es importante, pero los políticos a veces tienen buenas intensiones que se ven entorpecidas por estas costumbres de los medios de criticar y acusar. Lo cierto es que vivimos en una realidad donde hay buenas y malas prácticas políticas así como también existen buenas y malas prácticas periodísticas.

  4. Delfina Álvarez Sáez

    Con respecto alas fronteras móviles es interesante ver como los medios en America Latina están influenciados por el modelo europeo continental en cuanto al compromiso con los partidos políticos. Y al mismo tiempo ver como la evolución ha sido distinta. Esa continua interrupción de las experiencias democráticas, como una condición histórica decisiva, también provocó una continua interrupción del desarrollo del periodismo. A estas interrupciones hay que ubicarlas dentro de un contexto donde el Estado regula en función de los intereses particulares y no del bien público. Allí se diferencia de la matriz europea. Todos estos factores, y muchos más, provocaron que los medios cobrasen una importancia política que antes, y que en otros lugares, no tenían. Pero si el poder, los privilegios, la protección constitucional, la capacidad de investigación no están bien regulados, o guiados correctamente, es probable que los resultados no sean los deseados.
    Muchas veces son utilizados como herramientas de batalla y muchas otras logran que los ciudadanos se sientan más representados por ellos, los medios, que por un representante político. “El exponencial crecimiento del poder de los medios en nuestros países ha convertido el paradigma mediático en el paradigma dominante” es la frase que para mi entender describe bien el suceso latinoamericano. Mientras que no se logre una relación complementaria entre los poderes las fronteras seguirán siendo móviles, seguirán afectando la calidad del periodismo y continuará existiendo el periodismo sin periodistas.

  5. Delfina Álvarez Sáez

    Con respecto a las fronteras móviles es interesante ver como los medios en America Latina están influenciados por el modelo europeo continental en cuanto al compromiso con los partidos políticos. Y al mismo tiempo ver como la evolución ha sido distinta.
    Esa continua interrupción de las experiencias democráticas, como una condición histórica decisiva, también provocó una continua interrupción del desarrollo del periodismo. A estas interrupciones hay que ubicarlas dentro de un contexto donde el Estado regula en función de los intereses particulares y no del bien público. Allí se diferencia de la matriz europea. Todos estos factores, y muchos más, provocaron que los medios cobraran una importancia política que antes, y que en otros lugares, no tenían. Pero si el poder, los privilegios, la protección constitucional, la capacidad de investigación no están bien regulados, o guiados correctamente, es probable que los resultados no sean los deseados.
    Muchas veces son utilizados como herramientas de batalla y muchas otras logran que los ciudadanos se sientan más representados por ellos, los medios, que por un representante político. “El exponencial crecimiento del poder de los medios en nuestros países ha convertido el paradigma mediático en el paradigma dominante” es la frase que para mi entender describe bien el suceso latinoamericano.
    Mientras que no se logre una relación complementaria entre los poderes las fronteras seguirán siendo móviles y seguirán afectando la calidad del periodismo y continuará existiendo el periodismo sin periodistas.

  6. Marina Ragni

    Ayer por la tarde, puse todas mis fuerzas en intentar escuchar a la Presidenta libre de prejuicios. Lo intenté. En esa escucha, un comentario en particular me llamó la atención. No puedo transcribirlo realmente, pero la Sra. Presidenta hablaba de cómo los políticos se levantaban todos los días con miedo por lo que dirán de ellos los diarios, si los acusarán de algo, si los mencionarán o si les inventarán una historia.
    Me resultó muy chocante la idea de que a alguien le pueda resultar escandaloso que los funcionarios públicos se sientan observados. Desde mi perspectiva, solo van a aparecer en la tapa de los diarios, si hacen algo merecedor de aparecer en las mismas. Ya sea positivo o negativo.
    Después de hablar con algunas personas de ideología totalmente opuesta a la mía, y de leer este texto, vuelvo sobre mis ideas.
    Es cierto que el criterio hoy en día es la novedad, la exoticidad, la política-espectáculo. Siguiendo esa línea, pueden ser inciertas las razones que te lleven a una tapa. Ya no se debaten las ideas políticas, sino que se potencian los enfrentamientos, las posturas polarizadas y las expresiones violentas hacia quien defienda una idea contraria.
    Eso genera en mi, y en tantos otros, gran escepticismo y cinismo frente a la actividad política y la posibilidad de cambio. Sensaciones contra las que intentamos pelear día a día para poder continuar en la búsqueda de un cambio real en la sociedad y el estado.

  7. Santiago Tezanos

    Me pareció muy acertada la idea de entender a los medio como entidades tridimensionales. Sobre todo porque la faceta de actor político suele estar escondida al público. Además, solemos olvidarnos que los medios marcan la agenda por su creciente nivel de representación. Por su posición contraria, los medios pueden ser objeto de la estigmatización del gobierno de turno. Más aún de los gobiernos que los consideran segundo poder y no cuarto.

    Es interesante la discusión sobre en qué lugar está el verdadero poder. Los diarios, los partidos políticos, los noticieros televisivos y el Parlamento, parecen competir en el mismo nivel. Ver a la verdadera oposición en los medios y no en los partidos. Quiénes pueden ejercer más presión, ¿Clarín y La Nación o la UCR y la Coalición Cívica?

    Como dice hacia el final del texto, son necesarios ciertos indicadores para el diseño de la brújula en las fronteras móviles. Y quizás, en la Argentina, la tensión entre medios y política no sea democratizante porque no hay diálogo constructivo. Y en eso, son responsables ambas partes.

  8. Linet Peruzzo Scussel

    En la constante vorágine que se vive en América Latina es casi impensable no considerar el tema de las fronteras móviles. Hace menos de un mes que regrese de vivir en España y la situación que veo en mi país me genera bastante reflexión. Si el gobierno es el encargado de llevar a cabo la representación del pueblo y conducir al país hacia el progreso y los medios funcionan como una especie de “abogado del pueblo”, ¿no deberían ambos luchar por lo que es mejor para su cliente/representado? Es lógico igual que si de dos personajes solo saliera una idea también estaríamos en problemas. Pero una cosa es permitirnos escuchar a otros y llegar a un acuerdo y otra es obstinarnos en pensar sólo a nuestra manera.
    Vivimos en una sociedad donde actualmente ya no se le exige calidad en su labor al periodista sino que en cambio buscamos que en sus palabras defina “de que lado esta”: Porque hoy es difícil creer que un comunicador puede estar de acuerdo en ciertas cosas con la política gobierno y en ciertas no . Las opciones son o Clarín o Kirchner. Hay que elegir. Y eso es el resultado de una atmósfera en donde hay más importancia en lo que se dice que en lo que se hace. Los medios deben buscar contar siempre la verdad y el gobierno debe demostrarle a su pueblo, a través de los medios, que esta trabajando para él. De Vido puede tener cuatro televisores en su despacho mientras que primero se ocupe de lo que es su trabajo y después de lo que digan de él y los medios deben buscar la crítica sana que construya y no que destruya solo por tener tanto poder.
    En definitiva, mientras que no busquemos llevar el nivel de democracia hacia lo que llamamos primer mundo no hay forma de que las fronteras móviles logren establecer un acuerdo de límite en donde ninguno pisotee al otro.

  9. Linet Peruzzo Scussel

    n la constante vorágine que se vive en América Latina es casi impensable no considerar el tema de las fronteras móviles. Hace menos de un mes que regrese de vivir en España y la situación que veo en mi país me genera bastante reflexión. Si el gobierno es el encargado de llevar a cabo la representación del pueblo y conducir al país hacia el progreso y los medios funcionan como una especie de “abogado del pueblo”, ¿no deberían ambos luchar por lo que es mejor para su cliente/representado? Es lógico igual que si de dos personajes solo saliera una idea también estaríamos en problemas. Pero una cosa es permitirnos escuchar a otros y llegar a un acuerdo y otra es obstinarnos en pensar sólo a nuestra manera.
    EL RESTO DE MI COMENTARIO AL POSTEARLO ME WP ME COMUNICO QUE ESTABA “PENDIENTE DE MODERACIÓN”. ¿No será entonces que las fronteras móviles están situándose ante un límite que permite directamente limitar la libertad de expresión?

  10. Linet Peruzzo Scussel

    .
    En definitiva, mientras que no busquemos llevar el nivel de democracia hacia lo que llamamos primer mundo no hay forma de que las fronteras móviles logren establecer un acuerdo de límite en donde ninguno pisotee al otro.

  11. En primer lugar siempre comparé , y creo que funcionan de la misma manera, el congreso con el espectro medíatico en cualquier país democrático. Los diferentes funcionarios, votados por el pueblo exponen diferentes ideas y buscan ganar adeptos en la población para que sus ideas o proyectos sean aprobados. Con los medios de comunicación, todos los dias pasa lo mismoa, la gente comprando un diario está apoyando una cierta linea editorial, con ideas, tradiciones y formas de pensar. El problema con esta comparación radica en que muchas personas, desgraciadamente, no reparan en estas lineas editoriales que apoyan o no están bien informados sobre los intereses de los diarios.
    Creo también, que el poder de representación política de los medios es mayor que la de un funcionario público. La gente ve a los funcionarios por televisión cuando se lleva a cabo un debate importante, pero los diarios estan todos los dias en las mesas de los bares, en las casas, trabajos,etc. Por esta razon la posibilidad de una relación más cercana y más influyente es una realidad.
    También, con la lectura del texto, me puse a reflexionar sobre el papel de victima que esgrimen los medios en las sociedades latinoaméricanas. Esgrimen que la democracia no es los suficientemente fuerte como para que trabajen tranquilos, cuando muchos de ellos apoyaron dictaduras y golpes de estados. Ponen el grito en el cielo, cuando dicen que no pueden enfrentarse a los poderosos gobiernos, cuando los multimedios en latinóamérica tienen un poder similar o mayor a los gobiernos, los han hecho caer o los han popularizado a su antojo.
    Los medios se han dedicado a manchar la imágen de los politicos en pos de su beneficio, levantando su imágen y amparandose en ser los “controladores de la democracia”. Apoyar y controlar, esa debería ser la misión. No es bueno para la democracia solo contar de los aviones que se caen, también es ayudar al sistema contar los aviones que llegan a destino. ¿Que eso no es tarea de los medios? Como que no, eso también es su labor, hablar de todo, de lo bueno y de lo malo.
    Por ultimo, quiero destacar que en todo momento me dedique a hablar de los grandes multimedios, que son muchos en latinoamérica y que tienen un gran poder. También creo que la labor de los periodistas no está muerta, todavía hay muchos profesionales que siguen con una idea constructiva ,y la aparición de herramientas más simples para publicar( blogs, redes sociales) pueden serles de gran ayuda. Lo importante es saber que los multimedios y los gobiernos compiten de igual, ambos son actores politicos y con esas reglas claras en la mesa debería centrarse el debáte.

  12. Sofia Capelle

    Es un texto que describe a la perfección la situación de tensión entre estos dos actores: los políticos y los periodistas.
    A pesar del recelo de los políticos hacia el periodismo, por su pérdida de poder frente a ellos, el periodismo de calidad es necesario para formar un Estado democrático. Incluso ambas instituciones son necesarias y representativas del pueblo.
    Los políticos tienen sus estrategias para recuperar la política, y las tienen en abundante. Pero los medios también tienen su defensa: “Frente a la reforma del marco regulatorio, la respuesta es pedir la máxima autonomía de la autoridad regulatoria que asegure el pluralismo oficialmente declamado. Frente a la cooptación de medios privados y comunitarios, la respuesta es visibilizar lo más posible la arbitrariedad en el uso de la publicidad oficial y la clientelización de los medios privados o sociales. Frente al desarrollo de los medios estatales, la respuesta es presionar para pluralizar esos medios y que no sean puras herramientas gubernamentales. Y frente al desarrollo de la comunicación directa de los políticos, pedir legislación de acceso a la información y conferencias de prensa abiertas donde los periodistas puedan preguntar.”
    Hago referencia a esta extensa cita del texto, para resaltar que ambos poderes tienen sus estrategias en esta “lucha” por el poder. Y estos mecanismos son necesarios para poder lograr tensión, que es democratizante.

  13. Sofía Capelle

    Es un texto que describe a la perfección la situación de tensión entre estos dos actores: los políticos y los periodistas.
    A pesar del recelo de los políticos hacia el periodismo, por su pérdida de poder frente a ellos, el periodismo de calidad es necesario para formar un Estado democrático. Incluso ambas instituciones son necesarias y representativas del pueblo.
    Los políticos tienen sus estrategias para recuperar la política, y las tienen en abundante. Pero los medios también tienen su defensa: “Frente a la reforma del marco regulatorio, la respuesta es pedir la máxima autonomía de la autoridad regulatoria que asegure el pluralismo oficialmente declamado. Frente a la cooptación de medios privados y comunitarios, la respuesta es visibilizar lo más posible la arbitrariedad en el uso de la publicidad oficial y la clientelización de los medios privados o sociales. Frente al desarrollo de los medios estatales, la respuesta es presionar para pluralizar esos medios y que no sean puras herramientas gubernamentales. Y frente al desarrollo de la comunicación directa de los políticos, pedir legislación de acceso a la información y conferencias de prensa abiertas donde los periodistas puedan preguntar.”
    Hago referencia a esta extensa cita del texto, para resaltar que ambos poderes tienen sus estrategias en esta “lucha” por el poder. Y estos mecanismos son necesarios para poder lograr tensión, que es democratizante.

  14. Clara Suárez

    En varias oportunidades de la carrera hemos leido textos que tratan temas similares a los expuestos. Sin embargo, está vez no pude evitar relacionar muchos de los puntos tratados con la situación actual de nuestro país. Tengo que admitir que de cierta forma me preocupó, ya que mis conclusiones es que NO estamos pasando por un buen momento de periodismo democrático, ni por un gobierno que fácilite esto. Si bien, esto siempre fue MEDIO así, hoy en día la situación se está poniendo cada vez más complicada.

    Me llamó y preocupó mi atención el SEGUNDO problema que el texto plantea que tiene A. Latina, el de las políticas gubernamentales diseñadas (formal o informalmente) para contrarrestar la percibida como excesiva influencia mediática en la vida política. Creo que esto son muchos de los títulos de la agenda pública de Argentina hoy.

    Si bien estoy de acuerdo en que no resulta demasiado beneficioso para le democracia la existencia de un MONOPOLIO mediático, está claro que desde el gobierno se están relizando tácticas para poder limitar el accionar de ese monopolio, pero las FORMAS que usa son , en mi opinión, mucho menos democráticas que la misma existencia del monopolio.

    El texto me ayudó a poder ponerle nombre a algunas de esas tácticas:
    – Estigmatización de los medios : es una forma de acotar y controlar el poder del periodismo incitando a que la audiencia desconfíe de las intenciones de su actuación pública. Esto ya se viene dando desde el discurso del poder hace tiempo. Una frase que nos puede servir para representar esta idea es ” CLARÍN MIENTE”.
    – Aplicación y/o reforma del marco regulatorio: Si bien, era necesaria una ley nueva de medios, y en muchos puntos ACUERDO con la que se propuso y que hoy está vigente, nuevamente LA FORMA deja mucho que dudar. Uno se preguntá si lo hicieron porque realmente se preocuparon por el tema o si fue una herramienta más de lucha.
    – Cooptación de los medios comerciales o sociales: Hay mucha presencia de un aire kirchnerista o a fin al gobierno en muchos otros medios de comunicación. De hecho, los que no tienen ALGO de este aire de alguna forma, no son bienvenidos.

    Muchos otros recursos son utilizados. Pero lo cierto es que opinio, como menciona el texto, que en una democracia, siempre ocurriá que un medio critique o no le guste algo del gobierno y que al gobierno le moleste, le perturbe esa crítica.

    El problema es cuando esta tensión, que es totalmente necesaria y sana, pasa a ser una guerra, y tanto en el discurso político, como en el dicurso de los medios se usan estrategias para destruir al enemigo. Esto es lo que está pasando hoy. El gobierno, como mencioné, está claramente haciendo todo lo posible para limitar la influencia y el accionar de el grupo CLARÍN. Pero también es cierto que clarín olvidó hace tiempo que además de estar en guerra, el brindar información es un servicio que debería no estar tan teñido de subjetividad, ya que aprovechan cada uno de los espacios para poder contestar y atacar a su contrario.

    El texto realmente me ayudó mucho a poner palabras a esto y a ordenar mis ideas. Saludos!

    Clara

  15. Javier Bruggia

    Papel Prensa, Fibertel, 678, Canal 7, C5N, Fútbol Para Todos…
    Leer este texto es como ver una fotografía que, sin nombres propios, describe la relación que se está dando (cada vez más intensamente) entre Medios y Gobierno.
    Creo que, hoy en día, el Medio es un actor político no tanto por conformar una institución política (cada vez más ligada al lucro), sino por ser la principal forma de representación política. Dice el texto: “Los medios no son sólo un mecanismo que usan terceros para alcanzar la representación, sino que también son potencialmente representativos en sí”. Pensemos en la eterna disputa entre el Grupo Clarín y el gobierno K. Es una lucha por instalar un frame de interpretación. Pero lo relevante y extremadamente novedoso es, a mi entender, que la lucha no es entre el gobierno K y la oposición a través de Clarín. La lucha es entre el gobierno K y Clarín (a veces a través de la oposición).
    Hoy Clarín es esa “extra-institución” que funciona para ofrecer posibilidades finales de expresión. No obstante, el gobierno también se equipara con una extra-institución, pero con muchos mas brazos, utilizando sus diversas estrategias y frentes de comunicación.
    Me pareció interesante buscarle nombres propios a los rasgos que caracterizan este proceso de recuperación de la iniciativa por parte de los políticos:
    • Estigmatización de los medios: el pasado martes 25 de agosto la presidenta Cristina Fernández realizó un comunicado en Cadena Oficial (perdón: Nacional) sólo para acusar a La Nación y Clarín de haber cometido delitos para comprar Papel Prensa. Ambos medios le respondieron con una carta a sus lectores y una refutación en tapa al día siguiente.
    • Aplicación y o reforma del marco regulatorio: Fibertel, según declaraciones de Debido, no existirá más. Ayer fue sí, hoy es no.
    • Fortalecimiento de los equipos de comunicación política: 678, incuestionable desde el punto de vista de la producción
    • Cooptación de medios comerciales: C5N
    • Desarrollo de medios estatales: Canal 7
    • Desarrollo de la comunicación directa: Aníbal Fernández, un especialista.
    Como aclara el texto, los medios, Clarín y La Nación, también responden. Y en el medio nosotros, los ciudadanos, que ya no sabemos en quien creer o, por el contrario, creemos todo lo que nos dicen.

  16. Lucrecia Magnanini

    El texto me pareció una muy buena manera de explicar todo lo que ocurre en América Latina. Personalmente me quedó sonando en la cabeza una de las estrategias que utilizan los políticos para recuperar la política: la estigmatización de los medios como actores políticos/económicos. Nada mejor que ejemplificarlo con la tensa situación entre el gobierno y Clarín y La Nación en el intento de la presidenta de regular y controlar la producción de papel para diarios, el insumo esencial de la prensa.
    “Estigmatizar es tratar de construir la representación social de que los medios no merecen tanta credibilidad,(…) restarle influencia” Estigmatizar dice, es una forma de controlar el poder del periodismo con el fin de que la audiencia desconfíe de las intenciones de su actuación pública.
    La Nación y Clarín frente a la estigmatización, siguen la lógica de las fronteras móviles. Por eso están respondiendo a las acusaciones encuadrando la discusión como una cuestión de libertad de prensa.
    Por último, me hago la misma pregunta que realiza el texto: ¿Esta tensión es democratizante o no? ¿Mejora o degrada la calidad democratica?

  17. Casiana Marull

    El texto pone en términos académicos lo que vemos en la realidad. Ayuda a referirnos a la situación que está atravesando nuestro país en este momento, con las palabras apropiadas (estigmatización, aplicación o reforma del marco regulatorio, cooptación de medios comerciales, etc)
    Hay diferentes cuestiones planteadas por el texto que me llaman la atención, y me quedan dando vueltas en la cabeza:
    – “Esta tensión entre medios y políticos es democratizante en la medida en que fortalezca la calidad democrática del sistema de medios”
    ¿Ocurre esto en nuestro país?
    – “Si hay representatividad popular, si la crítica hacia cualquier poder es incentivada, y si hay una base informativa común que permita el diálogo constructivo, la tensión entre medios y política es democratizante.”
    Luego de leer este párrafo, queda claro que la tensión entre políticos y medios en Argentina no es democratizante, dado que no se cumplen estos requisitos.

  18. Teresa Pfirter

    Me parece que el texto resume de buena manera lo que estuvimos discutiendo en clase.
    Al comienzo se menciona que los medios son entidades tridimensionales y creo que este es un aspecto que no debe ser pasado por alto. Muchas veces se los ve como, y se pretende que sean, una comunidad de profesionales unicamente y nos olvidamos que también son un acotr político y una organización (que muchas veces necesita subsistir de alguna manera). Y si la calidad democrática del país es baja y se juega, entre otras cosas, con la publicidad oficial, es muy difícil que se logre un periodismo con altos estándares de calidad.
    Los políticos necesitan a los medio y los usan para comunicar su respresentación. Pero, a su vez, los culpan de la mala imagen que tienen.
    Un párrafo que me llamó la atención con respecto a esto es ” Los medios son una de las principales usinas de construcción de respresentaciones de la realidad política. (…). Pero los actores sociales y políticos también producen y distribuyen representaciones sociales sobre la política y no solo los medios.” Creo que si los políticos tienen mala imagen deberían empezar a ver qué están haciendo mal y dejar de culpar a los demás.

  19. Lucila Djerdjian

    El texto menciona la interdependencia que hay entre políticos y medios. Los medios necesitan tener de qué hablar y las instituciones necesitan de los medios para transitar en la esfera pública. Paralelamente y como venimos viendo a lo largo del curso, a los políticos no les gusta que los medios los critiquen o resalten todo lo negativo de la política. ¿Pero de qué otra forma podría un ciudadano estar al tanto de esto si no es por los medios?

    Por otro lado creo que los políticos no colaboran para la creación de un periodismo de calidad. Las estrategias que plantea el texto, no son muy democraticas que digamos, y como bien se menciona también, existe una correlación entre la democracia y el profesionalimso en los medios.

    Creo que el texto aclara bastante el escenario público y la tensión que existe entre medios y sector político.Me parece que en una sociedad democrática, como en la que se supone que estamos, es fundamental que la función de cuarto poder de los medios se cumpla.

  20. Julián Duarte

    El texto refleja fielmente el panorama que vive América Latina. Resulta interesante la explicación de los medios como entidades tridimensionales (organización, comunidad profesional y como actor político). Asimismo, la relación que ellos entablan con los gobiernos es digna de analizar. Los medios fijan la agenda pública, y los políticos se sienten sujetos a esta, muchas veces dejando de lado las tareas que les corresponde.
    Me llamo la atención la parte que dicen en el texto que “Los medios son acusados de generar una cultura de la anti-política y promover una sociedad de consumo que vacía de sentido colectivo a la vida en comunidad”. Creo que esta es una acusación errónea sobre cómo actúan los medios. Ellos deben mostrar la información relevante, positiva o negativa. Y si la sociedad hoy es apolítica o anti política también tienen responsabilidad los políticos. Los gobernantes odian ser investigados, cuestionados. En una entrevista al CEO de Perfil, Jorge Fontevecchia, en el programa de TN Palabras + Palabras -, afirmó que si fuera por los políticos, todos, desearían que el periodismo no exista. Coincido.

  21. Marcos dice: “Si un gobierno corre riesgo de un “golpe de estado”, creo que debe alinearse tras ese gobierno, más allá de los intereses, ideologías etc.
    Y si sociedad-periodistas-estado no se ponen de acuerdo o no llegan a un equilibrio respecto a la movilidad de las fronteras, el periodismo debe ser CONSTITUCIONALIZADO. En el sentido de considerarlo realmente como un CUARTO PODER, con una función respaldada por la constitución, que esté a nivel de los otros tres poderes, que reciba una representatividad formal, y que el pueblo elija”.

    Te pregunto: ¿Qué forma se te ocurre para que el periodismo reciba “una representatividad formal, y que el pueblo elija”?

  22. Muy bueno Cami lo de la “naturaleza viral del periodismo”. Veo que la maternidad te inspira.

  23. Tomás, los medios no son “un simple control de estos partidos”. Llaman la atención sobre temas, son una de las plataformas principales de la vida pública.

  24. Delfina dice: “El exponencial crecimiento del poder de los medios en nuestros países ha convertido el paradigma mediático en el paradigma dominante” es la frase que para mi entender describe bien el suceso latinoamericano”.
    Pienso: no estoy seguro de ese “exponencial crecimiento”, por eso ahora estoy trabajando una historia de dos siglos del periodismo argentino para ver si antes tenían menos poder que ahora. Pero tiendo a pensar que siempre fue un poder clave.

  25. Marina, falta tu comentario sobre “fronteras móviles”.

  26. Linet, el texto que había que leer se llama “fronteras móviles”.

  27. Agustín dice: “Los medios se han dedicado a manchar la imágen de los politicos en pos de su beneficio, levantando su imágen y amparandose en ser los “controladores de la democracia”. Apoyar y controlar, esa debería ser la misión. No es bueno para la democracia solo contar de los aviones que se caen, también es ayudar al sistema contar los aviones que llegan a destino. ¿Que eso no es tarea de los medios? Como que no, eso también es su labor, hablar de todo, de lo bueno y de lo malo.
    Por ultimo, quiero destacar que en todo momento me dedique a hablar de los grandes multimedios, que son muchos en latinoamérica y que tienen un gran poder. También creo que la labor de los periodistas no está muerta, todavía hay muchos profesionales que siguen con una idea constructiva ,y la aparición de herramientas más simples para publicar( blogs, redes sociales) pueden serles de gran ayuda. Lo importante es saber que los multimedios y los gobiernos compiten de igual, ambos son actores politicos y con esas reglas claras en la mesa debería centrarse el debate”.

    Pienso: es un discurso de barricada. Demasiada generalización. Recordá la dimensión tridimensional de los medios y multimedios.Hay en ellos una comunidad profesional que es muy buena. Clarín tiene 50 de los mejores periodistas del país, lo mismo que seguramente Oglobo o Televisa.

    Esto es para todos: todos están respondiendo con un tono de ciudadano, pero lo que yo les pedí fue un análisis frío de cómo funcionan las cosas.

  28. dice Clara: “Si bien estoy de acuerdo en que no resulta demasiado beneficioso para le democracia la existencia de un MONOPOLIO mediático, está claro que desde el gobierno se están relizando tácticas para poder limitar el accionar de ese monopolio, pero las FORMAS que usa son , en mi opinión, mucho menos democráticas que la misma existencia del monopolio”.
    Digo yo: En Argentina no hay monopolio mediático a nivel nacional. Clarín no es un monopolio, y está muy lejos de serlo. Y es incorrecto hablar de “monopolios” pues por definición, si los hay, es uno solo.

  29. De acuerdo a mis cálculos esta consigna no fue entregada o fue incumplida por los siguientes alumnos: Pilar, Fernanda, Magdalena, Marina, Linet, Marcos Coll, Nicole, Katty, Carola, Alejandra, Florencia, José, Juan Manuel y Benjamín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s