Frost/Nixon (cine)

1977-nixon-frost-interview-crop

Es una película del 2008 sobre una entrevista histórica que el conductor inglés David Frost le realizó a Richard Nixon, en 1977.  Fue una serie de cuatro entrevistas, con un total de 28 horas de grabación, donde habría sido la primera vez que Nixon reconoció su culpa y pidió disculpas al pueblo estadounidense. Habría sido la primera entrevista que dio después de su renuncia, en 1974. Se editaron cuatro programas de una hora y media de duración cada uno.

La entrevista está enfocada como una batalla de box, donde Nixon es un gran peleador y Frost reacciona recién el último día de la entrevista cuando le da el knockout final y Nixon de alguna forma se quiebra y reconoce sus delitos. Hay varias escenas en las que Nixon, antes de la entrevista, le hace preguntas con la evidente intención de desconcentrarlo a Frost. El equipo de Nixon pensaba que Frost iba a ser fácil, pues de hecho ya lo había entrevistado en 1968.

Frost tuvo un problema inicial para hacer la entrevista que fue que no conseguía una cadena de televisión que la quisiera transmitir porque no creían que un conductor de programas más frívolos, además extranjero, pudiera hacer una entrevista suficientemente profesional . Frente al rechazo de las cadenas, Frost buscó inversores privados para financiar la producción de la entrevista, que habría costado unos dos millones de dólares. En la película uno de los argumentos de las cadenas para rechazarle la entrevista fue que Frost habría violado las reglas profesionales al pagarle a Nixon. Entonces inversores privados compraron el espacio en esas mismas cadenas para poder transmitir la entrevista, que finalmente tuvo un rating récord.

Dentro de los costos de la producción hubo un costo clave, lo que se le pagó a Nixon, que fueron según la película 200 mil dólares y según varias fuentes 600 mil. Una biógrafa de Nixon agregó que el expresidente además se quedó con el 20 % de las ganancias.

La preparación de la entrevista fue muy intensa, tanto del equipo de Frost como el de Nixon. Casi como si fuera un debate presidencial. Frost contrató dos periodistas estadounidenses (uno era el hijo del gran columnista James Reston) para que lo ayudaran a preparar la entrevista. Hubo acuerdo sobre los grandes temas que se tratarían, y que el caso watergate llevaría solamente uno de los cuatro programas que se iban a editar. Hay una escena en la que el jefe del equipo de Nixon intenta negociar con Frost que el concepto de watergate incluya todos los otros casos de corrupción conocidos, así eso quedaría incluido en el 25 % del tiempo pautado.

Creo que todavía el periodismo no le ha encontrado la vuelta a la televisión. Todavía la potencia de la televisión no parece haber impulsado el periodismo como debiera. Todavía es la prensa escrita el lugar del periodismo de calidad y solo excepciones se encuentran en la pantalla, lo que quiere decir que las grandes audiencias no disfrutan de gran periodismo. Más de sesenta años de televisión no han construido una tradición periodística televisiva fuerte, que permita a los millones de ciudadanos acceder a la información más fronteriza. Los periodistas todavía no le han encontrado la vuelta a la televisión, y ya tienen que entender cómo usar internet.

(Por último, es notable el parecido del actor que hace de Nixon, Frank Langella, con Jorge Luis Borges!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s