“la tele todo lo puede”

Otra vez el director mexicano Luis Estrada produjo una gran película satírica sobre su sistema político, y en este caso sobre la relación entre la política y la televisión. Televisa es prácticamente toda la televisión en México desde hace más de medio siglo y esto ha producido una cantidad importante de deformaciones en las relaciones entre políticos y medios. Ahora controla el 60 o 70 % de la audiencia, antes era el 100 %. Y antes de su democratización en el año 2000, Televisa se subordinaba lógicamente al partido del gobierno, el PRI (Partido Revolucionario Institucional).

En esta película, “La dictadura perfecta”, un presidente entronado por la televisión es reemplazado por otro presidente producido de la misma forma. Por supuesto, el actual presidente es muy parecido al actual Enrique Peña Nieto, y su mujer es también una actriz de Televisa, como ocurre con el actual presidente mexicano.
Es una película llena de excesos, pero exagera en la dirección correcta. Entre otras cosas, se inventa y fogonea un caso policial novelesco para desplazar otros temas de la agenda. Hay varias frases usadas que fueron reales de presidentes o candidatos. Y, sobre todo, hay un contrato firmado entre la televisora y el candidato para promover su imagen. En el 2012, The Guardian publicó que Televisa tenia contratos firmados con el candidato Peña Nieto para promover su candidatura. Dos años antes, el diario mexicano Reforma había revelado que Televisa había elaborado avisos para Peña Nieto mientras era gobernador.  En la película también la policía simula una liberación de secuestrados para las cámaras de televisión. Eso coincide con lo que ocurrió en el 2005 donde la policía al día siguiente de liberar a los secuestrados, realizó un montaje para las dos grandes televisoras del país (Televisa y Azteca) donde simuló esa liberación y la detención de los secuestradores.
El director Luis Estrada tiene esta visión de los medios: “Hoy los medios manejan caprichosamente la agenda pública, imponen temas y tópicos a los que la sociedad no puede abstraerse, crean héroes y fabrican villanos a su antojo. Cuando deciden exaltar o minimizar algún asunto, a excepción de una muy privilegiada minoría bien informada, la mayoría de la población responde a su discrecional manejo de la información”.
El mensaje de la película es “la tele todo lo puede”, como dice uno de los personajes. El mensaje es un tanto grotesco, pero la película es interesante para discutir.
La_Dictadura_Perfecta_poster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s